Port Greening


Estado

En Preparación


Descripción

Los puertos y canales de navegación son esenciales para la economía global, de la cual dependen diversas actividades productivas, logísticas e industriales. Algunas de las actividades ligadas a los entornos portuarios son el transporte marítimo, la construcción naval, la pesca, el deporte o el turismo de cruceros.

Sin embargo, el desarrollo de estas actividades económicas en el tiempo trajeron consigo una serie de consecuencias ambientales derivadas de, por ejemplo, la contaminación por hidrocarburos, basuras marinas, dragados y rellenos, contaminación orgánica procedente de explotaciones, etc. Como consecuencias más relevantes a estos factores se encuentra la pérdida o fragmentación de hábitats, la disminución de la calidad del agua e impactos sobre los organismos marinos.


En los últimos años, la Autoridad Portuaria de Vigo ha realizado un gran esfuerzo en la reducción y control de los vertidos en sus aguas, consiguiendo la disminución de este riesgo hasta los más altos estándares. Ha apostado por desarrollar líneas generales de actuación como la recuperación de los ecosistemas degradados por la actividad industrial histórica (astilleros, vertidos urbanos, etc.) y de la propia ciudad de Vigo, la convivencia entre la actividad industrial y la ecología, la minimización de su impacto ambiental, la reducción de la huella de carbono de las actividades portuarias y la potenciación del crecimiento de especies vegetales y animales autóctonas. 

Dos son las áreas de actuación prioritarias: las dársenas de Bouzas dañadas a consecuencia de la propia actividad industrial, y los fondos de las bateas debido a la contaminación biológica producida por el cultivo intensivo del mejillón o las zonas de marisqueo.

Todas estas actuaciones y metas se han integrado en una línea de trabajo, PORT GREENING. El desarrollo y puesta en marcha de esta línea contribuye a la consecución del objetivo último del Puerto de Vigo, convertirse en el Puerto Verde de referencia en el sur de Europa. Para ello, se contemplan varias soluciones  a llevar a cabo consolidadas como proyectos entre los que se encuentran propuestas: 

  • Análisis del estado de los fondos: La APV ha realizado el estudio en detalle de varias zonas, para ver es estado de los fondos de las dársenas. Los resultados mostraron que la zona de más afección es la dársena de Bouzas. Por este motivo, es una supone una prioridad para su recuperación.
  • Dragados ecológicos: esta línea de trabajo se ha integrado en un proyecto ya diseñado para el cual se está identificando fuentes de financiación adecuadas. Su objetivo es demostrar la posibilidad de llevar a cabo dragados ecológicos y extracción de lodos con un menor impacto ambiental a través de soluciones tecnológicas que permitan la definición de alternativas ambientalmente sostenibles en este tipo de actividades, reduciendo así la presión sobre el entorno marino. De este modo, se evitará la dispersión de los contaminantes que se liberan al realizar los dragados, se reduciría la turbidez, etc. Actualmente se están desarrollando los prototipos tecnológicos para conseguirlo y el Puerto de Vigo será donde tengan lugar las pruebas de dragados, que se repartirán en varias jornadas. Además, se pretende constatar que dichas metodologías de dragado son replicables y extrapolables a otras actuaciones y otras ubicaciones. Por último, se cuantificarán las mejoras ambientales de este proceso, registrando las operaciones de dragado en tiempo real y cuantificando el impacto ambiental de las operaciones de dragado mediante el análisis de la contaminación de los materiales retirados, del entorno circundante y del ruido submarino generado. 
  • Gestión eficiente de los lodos de dragado: mediante nuevas tecnologías de estabilización o descontaminación (nanotecnología, degradación de contaminantes, depuradoras móviles selectivas).
  • Establecimiento de protocolos y herramientas de medidas de gestión de la obra y de seguimiento posterior del entorno.
  • Regeneración de fondos marinos mediante medidas innovadoras: al igual que el anterior, este proyecto ya diseñado se encuentra en fase de búsqueda de fuentes de financiación. Con su puesta en marcha, el Puerto de Vigo persigue reducir las emisiones de CO2 a través de innovadores sistemas de captura de carbono sobre el lecho marino, mediante el establecimiento de organismos con una gran capacidad de captura de CO2  y azufre (algas y plantas marinas). Los resultados obtenidos a partir de pruebas piloto de estos métodos sugieren además una disminución a largo plazo de los costes de los dragados. Se plantean el uso de distintos mecanismos, la inclusión de nuevos materiales que ayuden a la adherencia de especies autóctonas y eviten las especies invasoras, el uso de sistemas de cuerdas en pantalanes donde se puedan adherir las algas, y la plantación de zostera en el fondo regenerado. Una segunda fase de esta línea de trabajo de conservación y recuperación de las dársenas portuarias, es la creación de zonas de reserva medioambiental dentro del área portuaria. De esta forma en las áreas elegidas se instalarían sistemas y estructuras, flotantes o fijadas al fondo, que sirvan de abrigo y refugio para la fauna y de substrato para la flora. Por tanto el desarrollo de este proyecto conseguirá rehabilitar los procesos de los ecosistemas marinos costeros y servir como medida compensatoria de CO2. Además estas áreas estarán enfocadas a su uso como espacio de recreo y de concienciación medioambiental.


Resultados esperados

- La recuperación del buen estado de los ecosistemas marinos de la zona portuaria de Vigo, así como la mejora del crecimiento de especies vegetales y animales propias de la zona.

- Fomento de la concienciación y sensibilización sobre la importancia de la conservación de los ecosistemas de la zona portuaria.

- La reducción de emisiones de carbono mediante tecnología de captura de CO2 como una herramienta válida para compensar las emisiones y contribuir a lograr puertos sostenibles.


Contribución

Puerto Verde: promueve la conservación del medio marino a través de la recuperación de ecosistemas mediante medidas innovadoras, pero también busca fomentar las prácticas responsables de explotación de recursos o de concienciación medioambiental.
Puerto Innovador: la línea de Port Greening contempla el desarrollo de soluciones tecnológicas innovadoras, como las nanotecnologías o dragas ecológicas.

Estado actual

Dos de las líneas de trabajo se han concretado como proyectos (dragados ecológicos y captura de CO2) que se han presentado recientemente a convocatorias de financiación o bien se está trabajando en su identificación. Las líneas restantes se encuentran en fase de preparación para ser propuestas a posibles convocatorias.


Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí