Peiraos do Solpor

Estado

En ejecución


Descripción

El proyecto Peiraos do Solpor tiene por objetivo la transformación de infraestructuras “grises” del entorno portuario en infraestructuras verdes (estructuras que evocan procesos naturales en entornos artificiales). El enfoque de este proyecto combina la conservación y restauración de ecosistemas (ecología) con la planificación y diseño de infraestructuras portuarias (ingeniería).

La experiencia contribuirá a mejorar el provisionamiento de servicios ecosistémicos del entorno marino portuario y crear un sistema de fijación de CO2 a través del diseño de unidades innovadoras de eco-ingeniería recreando los hábitats perdidos debido al desarrollo portuario. 

Así mismo, el proyecto busca mejorar la conexión puerto-ciudad, para lo cual se proyectan espacios de ocio en los que se incluirán visores marinos y paneles interpretativos para facilitar la divulgación de los ecosistemas marinos.

La implementación a gran escala de todas las fases y su seguimiento demostrará la importante compensación de carbono en la infraestructura portuaria y la compatibilidad de la actividad portuaria con la alta calidad del ecosistema marino.

El proyecto cuenta con la participación de diversos socios que conforman una estructura sólida que aporta experiencia y recursos para poder acometer todas las tareas diseñadas: Autoridad Portuaria de Vigo, CIM-Universidade de Vigo, Econcrete, Astillero Cardama, Technical University of Denmark (DTU), la Autoridad Portuaria de Melilla y la spin off Blue Structure (Universidade de Vigo).

El proyecto se desarrolla en tres fases secuenciales, siendo cada una de ellas clave para la siguiente etapa: (i) PuertaAlMar, (ii) Living Ports y (iii) Peiraos do Solpor. Las dos primeras se encuentran en ejecución y financiadas con fondos europeos. Actualmente, el Puerto de Vigo, está trabajando en el diseño de la tercera fase donde se integrarán los desarrollos anteriores.


Fase I. PuertAlMar

Puertalmar, primera acción del proyecto Peiraos do Solpor. Se ejecuta con la colaboración de la Universidade de Vigo. Su objetivo es diseñar estructuras que sirvan de apoyo para la vida marina. El propósito es la recolonización de zonas costeras que se han visto afectadas por las actividades industriales en el entorno portuario.

Para maximizar el incremento de biodiversidad y la captura de carbono, los investigadores utilizan la biomimética, es decir, imitan formas de la naturaleza en estructuras artificiales. El modelo utilizado el alga calcárea Lithothamnion corallioides, una de las principales especies formadoras de Maërl (comunidad bentónica de gran riqueza ecológica).  

El proyecto se inició en 2019 con un estudio piloto mediante el cual se instalaron estructuras colgantes bajo pantalanes existentes, diseñadas para maximizar la fijación de organismos marinos. Toda la experiencia ha sido monitoreada a lo largo de un año para caracterizar la comunidad biológica adherida. Durante el proceso de monitorización, se ha evaluado la composición, abundancia, diversidad, patrón de sucesión, así como las funciones del nuevo ecosistema creado y su repercusión sobre las actividades socio-económicas del entorno, de forma particular, mitigación del cambio climático a través del desarrollo de comunidades sumidero de CO2 y fuente de reposición de especies de interés pesquero.


Los resultados obtenidos ofrecen una perspectiva interesante no solo de cara al puerto sino también de cara a la Ría en sí, en cuanto a la potencial recuperación de especies. Por otro lado, esta fase contempla acciones de sensibilización y difusión de resultados dirigidos a sectores profesionales y colegios, con el objetivo de incrementar la concienciación sobre el potencial de la Ría y la necesidad de encontrar soluciones innovadoras y verdes que permitan un equilibro entre el buen funcionamiento de los ecosistemas y las actividades económicas en 2019. 

Las conclusiones de estudio permitirán conocer la evolución de las asociaciones y valorar la posible función de las estructuras como herramienta de ordenación y protección desde una perspectiva ecosistémica.

Esta fase del proyecto finaliza en mayo del 2021, el cual fue desarrollado a través del proyecto “Promoción y recuperación de áreas alteradas en entornos marinos-portuarios y sus beneficios para el desarrollo de actividades pesqueras. Sensibilización y divulgación - PUERTALMAR” financiado a través de la convocatoria Pleamar 2020 de la Fundación Biodiversidad. 


Vídeo informativo sobre PUERTalMAR - promoción y recuperación de áreas alteradas en entornos marítimo-portuarios y sus beneficios para el desarrollo de actividades pesqueras: PUERTalMAR

Información adicional: imágenes y vídeos de las estructuras, su diseño basado en la biomimética, las especies colonizadoras y el equipo multidisciplinar de PuertAlMar.

Fase II. Living Ports

Se diseña a partir de los resultados obtenidos en la Fase 1. Esta fase contempla el diseño e instalación de estructuras específicas para muros y paredes portuarias facilitando la colonización de fauna y flora en los mismos, así como el diseño e instalación de arrecifes artificiales sumergidos.

En el corazón del puerto, en A Laxe, se ejecutará la mayor actuación del proyecto, junto con las estructuras y arrecifes artificiales se instalarán varios pantalanes flotantes y un observatorio submarino diseñado por el astillero vigués Cardama, que permitirán contemplar a los visitantes la gran biodiversidad del litoral portuario. Para la construcción se utilizarán materiales innovadores y ambientalmente sensibles que mejoren el valor ecológico. Otra actuación del proyecto se realizará en la escollera de Bouzas, donde se instalarán 100 unidades de arrecifes artificiales, el primer despliegue a gran escala de esta tecnología diseñada por la empresa ECOncrete. 

El proyecto esta subvencionado por fondos europeos a través de la convocatoria FTI - H2020. Lo coordina la empresa israelí Econcrete siendo socios, el Puerto de Vigo, Cardama y la universidad Technical University of Denmark (DTU).

El proyecto contempla una inversión en Vigo de 3.1 M€ en 3 años. 


 

Fase III. Peiraos do Solpor

 La última etapa integrará los diseños y tecnologías testados en las fases anteriores, incluyendo infraestructuras de uso recreativo para la divulgación e integración de puerto y la ciudad. La implementación a gran escala de todas las fases y su monitoreo demostrarán la importante compensación de carbono en la infraestructura portuaria y la compatibilidad de la actividad portuaria con una buena calidad del ecosistema marino y una ciudad sostenible.

De este modo, la intención es crear una reserva ecológica del Puerto de Vigo que contará con arrecifes artificiales y piscinas intermareales orientadas a la biodiversidad, que recrearán las condiciones ambientales necesarias para la colonización de fauna y flora autóctona. Integrado con estos ecosistemas, se creará una zona de paseo educativa para el disfrute de la ciudadanía. 

Adicionalmente, el Puerto de Vigo busca promover y valorizar las praderas marinas del ecosistema portuario, con el fin de reducir la presión sobre ellas y llevar a cabo prácticas para su restauración que sirva para repotenciar la biodiversidad de la zona y la captación de CO2


 

Reconocimientos

El proyecto Peiraos do Soplor fue seleccionado por la Asociación Internacional de Puertos como el proyecto ganador en el campo de la integración Puerto-Ciudad de los IAPH Awards 2020, los premios a la sostenibilidad de esta asociación en la categoría “Diálogo con la comunidad y la ciudad portuaria”. 

El proyecto fue primeramente preseleccionado como uno de los tres mejores de entre los 45 proyectos presentados y, finalmente, fue seleccionado como el mejor tras competir con un consorcio de puertos de Estados Unidos y Canadá y otro proyecto de un puerto coreano.

Este es uno de lo muchos reconocimientos recibidos por la Autoridad Portuaria de Vigo donde se pone en valor su esfuerzo por el fomento de la Economía Azul y la implementación de su estrategia Blue Growth, especialmente en los ámbitos por lograr convertirse en un Puerto Verde e Inclusivo (relación puerto-ciudad). Entre ellos, destaca el reconocimiento de la Comisión Europea, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Asociación europea de Puertos (ESPO).



Resultados Esperados

- La recuperación del buen estado de los ecosistemas marinos de la zona portuaria de Vigo, así como la mejora del crecimiento de especies vegetales y animales propias de la zona.

- Fomento de la concienciación y sensibilización sobre la importancia de la conservación de los ecosistemas de la zona portuaria.

- La reducción de emisiones de carbono mediante tecnología de captura de CO2 como una herramienta válida para compensar las emisiones y contribuir a lograr puertos sostenibles.


Contribución

- Puerto Verde: el proyecto promueve la conservación del medio marino a través de la recuperación de ecosistemas portuarios, pero también a través de las acciones de difusión programadas también busca fomentar las prácticas responsables de explotación de recursos y de concienciación medioambiental, contribuyendo a la conservación de los ecosistemas.

- Puerto Innovador: el proyecto prevé el desarrollo y testeo de nuevos sistemas para la fijación de fauna y flora marina en estructuras a modo de arrecife, contribuyendo así al diseño de nuevos prototipos que enriquecen las posibilidades de recuperar ecosistemas degradados. Por otro lado, el diseño del observatorio también supone un gran esfuerzo de innovación, pues se trata de una idea pionera que debe analizarse en consonancia de las características de la zona donde se va a establecer.


Estado actual

Actualmente se encuentra en ejecución la primera fase del proyecto con fondos propios y confinanciado por la Fundación Biodiversidad en su programa Pleamar, mientras que la siguiente fase se ha presentado a convocatorias de financiación y está pendiente de resolución.